Saltar al contenido

Internet, la nueva dimensión creativa

Internet, la revolución para la creatividad

 

La llegada de Internet ha supuesto la más profunda revolución en el ámbito cultural en la historia de la humanidad.

 

Tal vez, el momento en el que se empezó a dejar tradición escrita pueda competir en relevancia con Internet. Pero siendo imposible ponerle fecha y localización, además de ser un fenómeno que ocurrió en diferentes sitios y épocas y no en uno solo, Internet se asegura el primer puesto.

Una vez, viendo sorprendido desde el extranjero un programa de televisión de España, un anciano me dijo «Cada país tiene la televisión que se merece». Eran los inicios de los reality. Una afirmación que me ha servido después en otros viajes para tomar contacto con la cultura anfitriona. Pero en la actualidad la televisión ya no es el mass media que era en los 90. Ahora esa afirmación se puede reescribir. «La humanidad tiene el Internet que se merece».

La humanidad tiene el Internet que se merece

Con sus luces y sombras, con sus logros maravillosos y sus creaciones miserables, Internet ha sido el espacio de mayor libertad para la creación del que ha dispuesto el ser humano en su existencia reciente. Por ello es seguramente el retrato más fiel y global de lo que el ser humano es. 

Este asunto podría ramificarse de forma espectacular, pero me voy a centrar en la temática de mi blog, la creación literaria. El resto de facetas se las dejo a otros, o para mí mismo en otro momento. Internet ha supuesto para la literatura más de lo que supuso incluso la imprenta. Sí, es mucho decir, y dicho está. Desde la aparición de la imprenta hasta la aparición de los primeros libros en serie pasaron cerca de 150 años. Desde la aparición de Internet hasta la explosión de contenido que todavía continúa, apenas unos años. No solo ha acercado los contenidos a las personas, a nivel universal, tanto la dimensión del contenido como la difusión del acceso. Aunque esa faceta es la cualidad emisora titánica de Internet, ese campo abierto de espacio se ha convertido en la plataforma creativa por excelencia. Su faceta receptora es tan potente como la anterior.

Internet performando la sociedad.

La  prensa ha cambiado para siempre su forma y formato forzada por la presencia de Internet y la creatividad de los usuarios a la hora de generar contenido y de diseñar nuevas formas de contenerlo y difundirlo. Los blogs son un ejemplo. Youtube es la nueva televisión, con su publicidad incluida y un alcance que habría que comparar en cifras con los mejores momentos de televisión.

A pesar de las críticas de los que se sienten desplazados, que critican el uso de dispositivos conectados a Internet y critican la red como un nido de perversiones con capacidad corruptora infinita; Nunca antes se leía tanto y, sobretodo, se escribía tanto. Mientras que alguien sentado con un periódico goza de una imagen prestigiosa por estar haciendo socialmente prestigioso, alguien leyendo en el móvil está más cerca de la imagen de un adicto que de un intelectual. Sin embargo, el que está con el móvil está leyendo y posiblemente escribiendo, por no hablar de que está socializando con alguien que podría estar a en otro continente. Esas actividades, sobretodo escribir, es algo que ha sido objetivo de profesores y fracaso constante del sistema educativo, que solo conseguía hacer escribir bajo obligación y muy rara vez conseguía que se hiciera por propia decisión. Se ha convertido en actividad cotidiana, una rutina para todos, un éxito que otros elementos no habían conseguido hasta la llegada de Internet.

Internet y sus catalizadores

Las revoluciones sociales nunca han sido debidas a un solo elemento. Es más, es imprescindible la confluencia de varios hitos para que realmente un suceso se universalice. Internet ha tenido dos compañeros necesarios, el ordenador personal y sobretodo el teléfono inteligente. El teléfono inteligente es hijo necesario de Internet y su necesidad de ser omnipresente. La sinergia entre ambos ha modificado nuestra vida de manera irreversible y con una profundidad que solo podremos evaluar con el paso del tiempo y el punto de vista que nos de esa perspectiva.

Todavía en crecimiento y en descubrimiento de nuevas capacidades, Internet define nuestra época más que otros logros tecnológicos. Por su impacto a todos los niveles y el desarrollo a su alrededor, que todavía no ha llegado a su límite. En el futuro se estudiará la revolución de la conexión, como nos cambió la vida mejorando nuestra capacidad creativa y de difusión hasta casi el infinito. Y seguramente de como nos retrató las vergüenzas.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Whatsapp
Whatsapp
Publicado enEnsayo